Como propietario de un piso, entre tus gastos fijos mensuales estará la cuota de la comunidad. Y pequeños ahorros en aspectos como el mantenimiento de ascensores en Girona pueden contribuir a reducirla en buena medida.

La cuota comunitaria es un gasto recurrente e inexcusable, pero al que generalmente no se presta la suficiente atención. Al contrario de lo que se piensa, no tiene por qué ser cada vez más elevada. Controlar adecuadamente las diversas partidas que mensualmente abona la comunidad y tratar de rebajarlas evitará dispendios descontrolados.

Uno de los aspectos que se debe revisar a fin de conseguir el citado ahorro es el del mantenimiento de ascensores en Girona. Si bien, generalmente, cuando se trata de una instalación nueva es la propia empresa quien se encarga de llevarlo a cabo, sobre todo por tema de garantía, transcurrido un tiempo puede adjudicarse a cualquier otra. Algo similar a lo que ocurre con otros muchos suministros, como la telefonía o la luz.

Muchas veces se firman contratos de mantenimiento que, con el paso del tiempo, quedan obsoletos. Esto puede deberse a que cubran aspectos innecesarios, como por ejemplo los desperfectos estéticos de la cabina, algo que se valora en un ascensor nuevo, pero no tanto en uno con más años de uso.

También puede ocurrir lo contrario, y es que haya aspectos que no están cubiertos por el mantenimiento y ocasionan problemas puntuales que generan gastos a la postre superiores. Es el caso de un contrato que no incluya las piezas y los materiales. Este será más barato, pero a cambio el coste de las reparaciones será muy superior.

En Central Ascensores somos expertos en el sector y, por tanto, podemos orientarte para firmar un contrato de precio muy bajo, gracias a ajustarnos realmente a lo que tu ascensor requiere. De este modo, conseguirás un sensible ahorro en la cuota de la comunidad.